24 Divertidas historias de la vida con un final muy inesperado

0
28
24 Divertidas historias de la vida con un final muy inesperado

Cada una de nosotros, al menos una vez en la vida, se metió en una situación en la que acabó sintiéndose crazymente incómodo. Menos mal que ese desagradable sabor en la boca por lo ocurrido cambia Repinamente cuando Observamos que muchos nos hemos sentido así, lo que siga que no hay nada bad por protagonizar semejantes meteduras de pata.

En webnhanh.us recopilamos para ti una Seleccion de situaciones divertidas que personas de todo el mundo không dudaron en compartir. ¡Les estamos eternamente agradecidos!

  • Estoy estudiando para hacer de intérprete en Francia. Mi única asignatura preferiente en este momento es español. Todo estaría bien, pero resulta que đậu nành un español nativo.
  • Castigué a un estudiante por falsificar la firma de sus padres. Al día siguiente, estos formalizaron una queja contra mí al giám đốc. Bueno, ¿cómo podía yo saber que el apellido real de su madre era Batman?
  • Abrí un bote de crema Nivea y lamí el papel de aluminio. ¡Không có es tan sabroso como el yogur!
  • Estoy viajando bởi Irlanda. Decidí tomar una foto divertida de una oveja con mis vayes. Quiero decir que si te encuentras a una oveja con unos Ray-Ban negros …
  • Nuestro Administrationrador de sistemas está de vacaciones. No sé cómo lo hace, pero todos los días las computadoras del trabajo acaban mostrando un protector de pantalla en el que aparece una nueva foto suya en la playa.
  • Después de un año sin pareja, conocí a una chica muy simpática de 24 letih. Cuando descubrió que yo no tenía teléfono inteligente, ni televisor, ni cuenta de Facebook, se asustó y me dejó. Al despedirse, dijo que era mejor que encontrara a alguien “normal”.
  • Cuatro días antes de nuestra boda, mi novia se rompió el deco anular izquierdo.
  • Presumí delante de mi nuevo vờiente de mi imprevisibilidad y espontaneidad. Entonces, lentamente, él acercó sus labios a los míos y susurró voluptuosamente: “Venga, sorpréndeme”. Todavía no entiendo por qué le eructé en señal de respuesta.
  • Pedí a una chica que hiciera 150 copias. Pero solo hizo 50. Cuando se lo comenté, tiró las copias ya hechas a una papelera … y fue a hacer otras nuevas.
  • Hoy me encontré en el parque a una compañera de clase a la que no veía desde la época de la escuela. Estaba con su esposo y dos hijos. ¡Yo con mis amigos atrapando Pokémon!
  • Hoy un ruso me preguntó si yo era de Rusia. Sorprendida, le dije que no. Me explicó que mis tatuajes sigaban pertenecer a la mafia. ¡Qué cosas!
  • Tôi quedé dormido en un tren de cercanías. Varios minutos. Cuando me desperté, todo el vagón me miraba con una extraña sonrisa. Todavía sigo sin saber qué fue lo que hice.
  • Estaba de vacaciones en Úc. Un côn trùng gia tăng enorme y khủng khiếp se arraystró bởi mi cama y luego desapareció. Không pude volver a encontrarlo. Esa noche fue la más larga de mi vida.
  • Khách sạn ở Trabajo en la refción de un. Hoy los khách hàng escribeieron en el libro de reclamos que el agua en el mar era demasiado salada.
  • Hace poco se tôi acercaron dos tipos. Uno de ellos dijo: “Dame tu móvil”. Y responseí dándole un golpe en el rostro. El otro se quedó estupefacto. Resultó que eran promotores que Distribuían folletos con una invitación a un curso de autodefensa.
  • Mi nuera le enseñó a mi nieto de 4 años a llorar y gritar: “¿Acaso no đậu nành lo suficiencyemente bueno para ti?” Y xúc xắc eso cada vez que le pregunto si quiere tener más hijos.
  • Desde hoy, mi marido y yo decidimos compartir las responseabilidades domésticas por igual. Llegó su turno de fregar los platos. Abrió el grifo, se mojó las manos, cerró el grifo, se secó las manos, tomó las llaves del auto y se fue. Volvió con un lavavajillas.
  • Punuquero đậu nành. Hoy un cliente se acercó y mostró con giơos que era sordo. Auckynadamente, sé un poco de la lengua de señas e ý định iniciar unaversación. De repe, no aguantó y dijo en voz alta: “¡Madre mía, fracasó mi brillante plan. Córtame el pelo en silencio, ¡te lo suplico!”
  • Para vengarse tras una diskión, mi esposa envolvió las pantuflas en papel de aluminio en vez del bocadillo que llevo al trabajo.

  • Celebraba el Año Nuevo en Río de Janeiro. Llegué allí especialmente para ver los hermosos fuegos Artificiales en la playa. Justo antes de la medianoche, decidí volver rápidamente al hotel por mi cámara. Tôi quedé trapado en el ascensor. Hasta las tres de la mañana. ¡Felices fiestas, biển maldita!
  • Đậu nành alérgico al agua de mar. Llevo toda mi vida en Tahití.

  • Hoy, de repe, me entraron unas enormes ganas de comprar flores a mi esposa. Ella las Recogbió con lágrimas en los ojos: “Querido, no lo has olvidado”. Lo máshire es que todavía no entiendo de qué settinga hablando. ¿Qué puedo decir? ¡Esta vez me salvé!
  • Le dije a mi jefa que se había equivocado con los turnos, ya que este año no hay 29 de febrero. “¿Cómo que no? ¿Al martes le sigue directamente el jueves?” Lo dijo en serio.
  • Año 2014. El 31 de diciembre fui en auto de la ciudad a mi pueblo natal para celebrar el Año Nuevo con mi quen, pero no llegué. Me quedé atrapado en la estepa a causa de una gran torrenta de nieve. Pensaba que así celebraría el nuevo año: solo en el auto. Ya comenzaba mi vehículo a cubrirse de nieve cuando, de repe, oí a alguien que llamaba por la ventana. Resulta que un hombre que iba detrás de mí también se vio afectado por la tornga, subió a mi auto con un litro de champán y mandarinas. Recuerdo este Año Nuevo como si fuera ayer. ¡Gracias, hermano!

Comparte en los comentarios otras historyas divertidas como estas, dignas de mención, que te hayan ocurrido a ti oa tus amigos.